Salud Dental

Aunque contemos con una higiene dental adecuada y una boca sana, nuestros dientes no están libres de problemas estéticos y funcionales que pueden derivar en la necesidad de utilizar tratamientos como la ortondoncia. Pero… ¿cómo saber si necesito brackets?

Existen una serie de signos que evidencian la necesidad de intervención, como pueden ser los dientes mal posicionados o alineados.

Y es que estos problemas no solo afectan a nivel estético, sino que amplían las posibilidades de formar sarro, generar caries e incluso consecuencias peores como el desgaste de su superficie o en la articulación temporo-mandibular.

Signos de que necesitas más brackets

Además de los ya nombrados, existen numerosos signos para saber si necesitamos brackets. A continuación, los más comunes:

Dientes mal alineados

Si los dientes no están perfectamente alineados, mantenerlos impolutos será mucho más complicado. Una alineación vertical incorrecta o, como se dice normalmente, tener los dientes torcidos genera espacio entre las piezas dentales, facilitando la acumulación de bacterias.

Por ello, por mucho que el paciente se cepille con regularidad, deberá utilizar brackets para sanar su problema del todo.

Diastemas (espacio entre dientes)

Una diastema es un espaciado entre los dientes más amplio del habitual. Suele darse en las paletas superiores.

Este hueco también permite a las bacterias acumularse con mayor facilidad, generando así problemas bucales aunque nuestra higiene dental sea adecuada.

Es otro tratamiento que necesitaria del uso de brackets para tratar de solventar la problemática de raíz.

Desgaste de las piezas

Aún si las piezas están alineadas, estas se desgastan con el paso del tiempo.

Es sobre todo un problema generalizado en personas de avanzada edad, pero si se da en pacientes más jóvenes, es un claro signo de problemas de alineación, como pueden ser la mordida o el bruxismo.

En estos casos, el uso de brackets suele ser el paliativo más recomendado.

Pérdida de dientes

Si perdemos dientes una vez finalizada la caída de los dientes de leche, quiere decir que algo no está yendo bien.

Puede deberse a un mal alineamiento o a problemas de higiene bucal, pero, en todo caso, la utilización de brackets será recomendada al paciente para aumentar la fijación de los dientes, cuya situación será débil.

Problemas al abrir o cerrar la boca

Pese a que es un problema que puede deberse a infinidad de factores, el sufrir dolor al abrir o cerrar la boca puede estar ligado a una mala alineación de los dientes.

Por ello, los brackets son la mejor solución para una boca desalineada.

Dientes apiñados

Al contrario que ocurre con las diastemas, los dientes apiñados son un problema que consiste en la falta de espacio entre los dientes, que llegan incluso a agolparse unos sobre otros.

Esto provoca una mayor cantidad de placa bacteriana, la cual puede derivar en enfermedades problemáticas como son la gingivitis o las caries.

La forma más usual de realinear estos dientes apiñados es mediante la utilización de brackets.

Problemas al hablar

Es un problema que puede derivar de cualquiera de los signos indicados anteriormente.

Aunque no hayamos identificado alguno de esos signos, los problemas al hablar pueden indicar algún problema en la boca.

Lo que se recomienda generalmente es la asistencia a un logopeda y la realización de un tratamiento de ortodoncia.

Disarmonía entre los huesos maxilares

Otro de los signos mediante los que podemos detectar la necesidad de utilizar brackets es la disarmonía entre los huesos maxilares.

Puede darse en cualquier paciente de cualquier edad y es un problema que afecta al desarrollo de la estructura ósea y a la colocación de las piezas dentales.

En este caso, los brackets también serán de utilidad de cara a unos buenos resultados del tratamiento.

 

Reparar dientes

¿Qué pasa si no me pongo brackets y los necesito?

En la mayoría de casos, la notificación de que se deben utilizar brackets durante una temporada no suele ser agradable.

Esto se debe en parte a su incomodidad y a todos los contratiempos que genera en el día a día, pero también a las percepciones del paciente en cuanto a los resultados estéticos.

Pese a esta percepción negativa que se puede llegar a tener sobre el utilizar brackets, debemos dejarnos aconsejar por la decisión de un profesional.

El no utilizar brackets no simplemente puede hacer que nuestro problema no se resuelva, sino que podría empeorar con el paso de ltiempo, como ocurre en casos como las maloclusiones o los apiñamientos.

Es incluso probable que pudiésemos llegar a perder piezas dentales si no seguimos las recomendciones de nuestro dentista.

Además, este tratamiento debe llevarse a cabo en el menor tiempo posible, pues cuanto más tarde se aplique, más probable será que los dientes intenten recuperar su posición anterior.

Para esto, en muchos casos es recomendable también el uso de retenedores o las férulas de mantenimiento.

 

¿Existe una edad ideal para utilizar brackets?

La edad ideal para aplicar el uso de brackets se encuentra entre los 10 y 14 años.

Esto se debe a que la cabeza y la boca están todavía en una fase de crecimiento y, por ello, es mucho más fácil redireccionar los dientes.

Sin embargo, cada vez es más común ver adultos que utilizan brackets para corregir problemas menores.

 

Coloca tus brackets con Innovación Dental Valdepeñas

En Innovación Dental contamos con los mejores profesionales y la mejor tecnología para llevar a cabo la colocación de tus brackets en Valdepeñas.

No lo pienses más y ven a aprovechar el gran servicio con todas las garantías. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.