Salud Dental

Los implantes dentales nos ayudan a volver a masticar de una manera cómoda y eficaz, favoreciendo una mejor calidad de vida. Sin embargo, con el paso del tiempo, si no realizamos los cuidados adecuados podemos sufrir complicaciones que ponen en peligro la estabilidad de los implantes.

Si no cuidamos correctamente nuestros implantes o tenemos problemas que no tratamos adecuadamente, pueden surgir problemas:

  1. Periimplantitis: es la infección crónica de la encía y el hueso que los rodea. Esta infección suele ser indolora y el paciente no es consciente de que existe. La causa de estas infecciones son las bacterias que habitan en la boca y que van acumulándose en el interior de la encía que rodea al implante. Si el paciente no lleva una buena higiene, con el tiempo estas bacterias liberan toxinas que destruyen el hueso que sujeta al implante causando inflamación, supuración, sangrado, el fracaso y la pérdida del mismo.
  2. Bruxismo: el bruxismo consiste en apretar y rechinar los dientes inconscientemente. Este trastorno puede deteriorar los implantes dentales, por lo que es necesario detectarlo antes de colocarse estas prótesis. La sobrecarga que genera el esfuerzo a la hora de masticar sobre los implantes pueden dar problemas en las prótesis como aflojamiento de tornillos, fracturas o roturas de las mismas.

Apunta estos consejos para cuidar los implantes dentales

Cepillado 3 veces al día

Realiza un cepillado cuidadoso, metódico y frecuente de acuerdo a la técnica de cepillado (con cepillos manuales o eléctricos). Las prótesis deben permitir el paso de estos instrumentos de una manera fácil y cómoda. Además, gran parte de las bacterias de la boca se encuentran sobre la superficie de la lengua, por lo que también recomendamos utilizar raspadores linguales una vez al día para eliminarlas.

Higiene interdental

Recuerda cepillarte entre los implantes con cepillos interdentales, 3 veces al día. Si el espacio entre los implantes es muy pequeño puedes utilizar una seda dental. Además, es recomendable utilizar algún colutorio antiséptico una vez al día. Aquellos que han demostrado más eficacia contienen productos como la clorhexidina o el triclosán.

Evita el tabaco

Está demostrado que el tabaco incrementa entre 4 y 6 veces las posibilidades de perder hueso alrededor de los implantes, por esta razón y por otra muchas es recomendable evitarlo.

Usa una férula de relajación oclusal si eres bruxista

Los pacientes que aprietan o rechinan los dientes deberían utilizar una férula por las noches que controle y disminuya la presión ejercida al apretar sobre los implantes dentales, evitando la sobrecarga sobre las prótesis y los implantes. De esta manera se evitan fracturas y desgastes de la prótesis.

Revisiones periódicas

Acude a las revisiones de Sonrisalud para tus controles de implantes. En las revisiones comprobamos que la corona y la parte que une el implante están limpios, el estado del tornillo, la oclusión de los dientes, el estado del hueso que rodea al implante…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.