Salud Dental

Mantener una higiene bucodental adecuada es importantísimo para correcto desarrollo de nuestros dientes y, por su cariz más delicado, de nuestras encías. Un mal cuidado puede derivar en enfermedades como la gingivitis o, peor aún, la periodontitis.

Las encías son una parte muy importante de nuestra boca, pues tienen la función vital de cubrir la raíz del diente y protegerlo así de las bacterias. Uno de los principales signos de unas encías sanas es su color rosa o rojo pálido. Si las encías se inflaman, enrojecen y empiezan a sangrar, puede que estemos empezando a presentar los primeros síntomas de gingivitis.

Qué es la gingivitis

Como decimos, la gingivitis es una enfermedad que se presenta con las primeras apariciones de sangrado en las encías. Estas se irritan, se enrojecen y empiezan a inflamarse en la zona que rodea los dientes.

Es muy importante tratarla rápidamente y no tomarnos la gingivitis a la ligera, pues puede derivar en una enfermedad mucho más grave, como es la periodontitis, que puede causar incluso la pérdida de dientes.

 

Síntomas comunes de gingivitis

Las encías suelen ser firmes y estar conformadas por un color rosa pálido. Los síntomas más habituales de gingivitis son:

  • Encías inflamadas o hinchadas.
  • Encías retraídas.
  • Encías sensibles
  • Mal aliento.
  • Encías de color rojo oscuro o violáceo.
  • Encías que sangran fácilmente cuando te cepillas los dientes o usas hilo dental.

Si presentas alguno de estos síntomas, es importante que solicites rápidamente una consulta para tratar la gingivitis en la mayor brevedad posible. De esta forma, podremos revertir el daño causado y, sobre todo, evitar una periodontitis.

 

Causas de la gingivitis

La gingivitis tiene gran variedad de causas, pero, sin duda, la más habitual corresponde a una insuficiente higiene bucal, la cual permite la formación de placa en los dientes y la infestación de bacterias en esto. El proceso más habitual sigue el siguiente patrón:

  1. Se crea placa en los dientes. Esta placa es una capa invisible compuesta de bacterias y se crea en los dientes cauando las bacterias que se encuentran en la boca entran en contacto con azúcares y almidones. Esta placa exige una eliminación diaria, pues se vuelve a formar rápidamente.
  2. El sarro aparece a raíz de la placa. Cuando la placa no es eliminada, poco a poco se va endurendiendo debajo de la línea de la encía hasta transformarse en sarro. El sarro dificulta todavía más la eliminación de la placa y protege a las bacterias. Para eliminar el sarro, necesitas de una limpieza dental.
  3. Inflamación de las encías (gingivitis). Si no eliminamos el sarro y la placa de los dientes, la irritación de los dientes terminará causando inflamación y las encías se hincharán y pasarán a sangrar con facilidad. Esto puede llegar a producir caries y, de no tratarla, puede derivar en una periodontitis, un problema mucho más grave.

Higiene dental Valdepeñas

 

Tratamientos para la gingivitis en Valdepeñas

Es importante actuar con la mayor rapidez posible en caso de detectar alguno de los síntomas de la gingivitis. Si lo hacemos a tiempo, podremos revertir los síntomas y prevenir el desarrollo de enfermedades de mayor gravedad.

No obstante, es importante mejorar nuestra higiente bucal para evitar una recaída en la enfermedad. Solo de esta forma podremos prevenir otro caso de gingivitis. No obstante, cuando el problema ya existe, el protocolo de actuación es el siguiente:

  • Limpieza dental con un profesional. El primer paso debe ser el de realizar una limpieza dental que nos permitirá eliminar todos los restos de placa, sarro y productos bacterianos (un protocolo llamado «raspado y alisado radicular»):
    • Con el raspado limpieremos la superficie de dientes y encías y eliminaremos el sarro y las bacterias.
    • El alisado radicular eliminará los productos bacterianos producidos por la inflamación, suavizará la superficie de las raíces (esto nos ayudará a evitar futuras acumulaciones de sarro y bacterias) y facilitará una cura adecuada. Este apartado lo realizaremos con instrumentos, un láser o un dispositivo ultrasónico.
  • Restauración dental si es necesaria. En algunas ocasiones, es probable que los dientes desalineados, las coronas o los puentes tengan una estructura deficiente que pueda estar provocando la irritación de encías. Esto lo que provoca es que se hace más difícil la eliminación de la placa durante la higiene dental diaria. En caso de existir factores que contribuyan a la generación de gingivitis, tu dentista puede recomendarte soluciones relacionadas con la restauración dental.
  • Atención constante. Una vez superado el problema, no debemos despreocuparnos de nuestra salud dental. Puede que la gingivitis desaparezca una vez realizada la limpieza dental, pero únicamente no volverá con la higiene dental adecuada. El profesional al que acudas te ayudará sobre los hábitos a seguir para mantener tu boca impecable.

Si eres constante, realizas los tratamientos adecuados y tu tratamiento ha sido realizado correctamente, estarás diciendo adiós a la gingivitis para siempre.

 

Cómo prevenir la gingivitis

En cambiar nuestros hábitos en todo lo referente a nuestra higiente dental estará el éxito de nuestro tratamiento. Para no volver a encontrarnos en esta situación y prevenir la gingivitis para siempre, debemos:

  • Buena higiene bucal. Debemos cepillarnos los dientes al menos dos veces al día, aunque lo ideal es hacerlo después de cada comida copiosa. También es importante utilizar hilo dental una vez al día para eliminar las partículas sueltas de alimentos y las bacterias.
  • Consultas dentales periódicas. Si de verdad hemos aprendido la lección, habremos entendido lo importante que es visitar a un profesional periódicamente para conocer el estado de nuestra boca. Será innegociable visitar a nuestro dentista cada 6 o 12 meses para realizar una limpieza dental, sobre todo si tenemos tendencia a tener la boca seca o consumimos tabaco. Además, realizar una radiografía dental al año nos ayudará a identificar enfermedades que no podemos observar con un simple examen visual.
  • Buenas prácticas de salud. Además de todo lo relacionado con nuestra salud dental, otros aspectos de nuestra vida también influyen en nuestra boca. Estos son, sobre todo, la alimentación, la cual debemos cuidar, y el azúcar en sangre. Ambos son vitales para mantener nuestras encías con buena salud.

 

22 Nov, 2020

Cuidados para conservar tus carillas

Aunque nos pongamos carillas dentales debemos aplicar una serie de precauciones para alargar la vida de las carillas. El tabaco provoca manchas en los dientes, así que las carillas tampoco quedan libres de mancharse. Por eso, si vas a ponerte carillas deberías dejar de fumar o reducir el número de cigarrillos diarios.

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.