Salud Dental

Cada año que pasa, somos más conscientes de la gran importancia que tiene la higiene bucodental en la preservación de nuestra salud. Por ello, la higiene dental y el realizar limpiezas dentales una o dos veces al año se ha vuelto obligatorio.

También en consecuencia de esto, se ha convertido en imprescindible que adaptemos unos hábitos en nuestra rutina diaria dirigidos exclusivamente a mantener nuestra boca limpia y sana.

Solo de esta forma mantendremos nuestra boca a salvo de bacterias infecciosas e infinidad de problemas que podrían suponer un peligro para nuestros dientes.

Pese a su relevancia, son muchos los que no prestan atención a la higiene dental y otros tantos los que la aplican, pero de manera incorrecta. Por ello, es importante estar bien informados sobre lo que es y lo que supone una buena higiene bucodental.

Qué es la higiene bucal

La higiene bucal son aquellos cuidados que debemos añadir a nuestra rutina diaria y que tienen el fin de mantener nuestra boca limpia y saludable. Esto debe conseguir que:

  • Nuestros dientes estén limpios y libres de restos de alimentos.
  • Las encías presenten un color rosado y no duelan ni sangren durante el cepillado o la limpieza con hilo dental.
  • El mal aliento no sea un problema constante.

Si durante el proceso de cepillado, nuestras encías sangran o el mal aliento se mantiene, debemos acudir a un odontólogo.

El dentista nos podrá indicar cómo llevar a cabo buenas técnicas de higiene bucal y nos ayudará a detectar las áreas que nos causan problemas, sobre todo en el cepillado y la limpieza con hilo dentla.

 

Cómo se aplica una buena higiene bucal

A la hora de mantener nuestra boca limpia y sana, debemos construir unos hábitos que nos permitan llevar a cabo una higiene dental adecuada.

Pese a que muchos cumplen estos pasos, lo cierto es que no siempre la aplican adecuadamente.

Los dientes sano no solo nos proporcionan un buen aspecto y nos hacen sentir bien, sino que son los grandes posibilitadores de que podamos hablar y comer apropiadamente, por lo que es importante cuidarlos todo lo bien que podamos.

Además, estos cuidados preventivos diarios, como son el cepillado o el hilo dental, son mucho menos costosos y nos ahorrarán el pasar por otra serie de tratamientos que nos obligarían a rascarnos mucho más el bolsillo.

En los intervalos entre las visitas al dentista, nunca debemos dejar de lado las siguientes rutinas de higiene dental:

  • Cepíllate en profundidad y usa hilo dental por lo menos dos veces al día.
  • Mantén una dieta equilibrada y reduce las grandes ingestas de comida.
  • Utiliza flúor.
  • Enjuágate con enjuagues fluorados si tu odontólogo lo indica.

Sin embargo, no debemos quedarnos en esto. Debemos profundizar para realizar, por ejemplo, un cepillado correcto. Los pasos a seguir son:

  1. Inclina el cepillo a un ángulo de 45º contra el borde de la encía y desliza el cepillo unidireccionalmente hacia el borde del diente. Así en todas las superficies de la boca.
  2. Cepilla la superficie de masticación de cada diente con movimientos cortos de atrás hacia delante y de delante hacia atrás.
  3. Cepilla suavemente la lengua y los carrillos por dentro para eliminar las bacterias y refrescar el aliento.

Otro uso que las personas no suelen llevar a cabo correctamente es el del uso del hilo dental. El correcto uso del hilo dental es:

  1. Utiliza unos 45 cm de hilo, dejando de 3 a 5 cms para trabajar.
  2. Sigue suavemente las curvas de los dientes. Cada vez que introduzca el hilo en un espacio interdental, aplíquelo primero a la superficie posterior del diente anterior y luego a la superficie anterior del diente posterior.
  3. Asegúrese de limpiar debajo de la encía, pero evita golpear el hilo contra la misma.

Higiene dental en Valdepeñas

Importancia de la higiene dental

La higiene dental tiene una importancia primordial en el correcto desarrollo de nuestros dientes.

Cepillarnos los dientes y utilizar hilo dental frena la acumulación de placa dental, previene las caries y evita otro tipo de problemas con las encías, con lo cual a su vez estamos imposibilitando otras enfermedades como la diabetes.

 

Consejos para una buena higiene dental

Otros consejos para llevar una correcta higiene dental son:

  • Utilizar un cepillo de cuerdas suaves y de tamaño adecuado.
  • Realizar movimientos circulares suaves para limpiar todas las superficies de los dientes.
  • Realizar revisiones dentales con regularidad y llevar a cabo buenos cuidados en casa. Mínimo 2 veces al año.
  • Escoger un cepillo y una pasta de dientes adecuados. Para esto, debemos consultar a un especialista, el cual nos aconsejará en función de las características de nuestra boca.
  • Utilizar cepillos interdentales si algo de comida se acumula en espacios entre nuestros dientes. Estos cepillos son una gran ayuda para limpiar entre los alambres de la ortodoncia o por debajo de los puentes.
  • El colutorio será también un gran aliado de nuestro aliento y para prevenir también enfermedades periodontales. Sin embargo, es siempre un complemento al cepillado, en ningún caso debemos tomarlo como un sustitutivo.
  • Los alimentos crugientes, como la fruta o la verdura, y el mascar chicle pueden ayudarnos los días que no podamos limpiarnos los dientes inmediatamente después de una comida. Masticar chicle provoca el arrastre y producción de saliba. En este proceso, se estimula la producción de bicarbonato sódico en la saliva, lo que neutraliza los ácidos y favorece la mineralización de los dientes. No obstante, esto debe hacerse solo en situaciones puntuales.
  • Cambia tu cepillo cada 3 o 4 meses y el cepillo interdental cada 4 o 5 días. Es importante, poruque las bacterias pueden acumularse entre las cuerdas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.