Salud Dental

¿Qué pasa si una caries no se trata? Es probable que en tu última visita al dentista te hayan dado la mala noticia: «tienes una caries». Pues sí, debes tratar de ponerle solución cuanto antes o las consecuencias pueden llegar a ser verdaderamente desastrosas.

Lo cierto es que una caries sigue un proceso relativamente lento de expansión, pero cuanto antes la tratemos, menos riesgos correremos.

Así avanza una caries si no le ponemos remedio

Las caries son agujeros que se forman en el diente a partir de las bacterias nocivas que existen en la boca. Cuando estas se exponen al ácido, originado normalmente por el consumo de alimentos ácidos o azucarados, se empieza a conformar lo que se conoce como caries.

Las caries desmineralizan el esmalte dental, debilitándolo y dejándolo indefenso ante la propagación del agujero.

Los síntomas más comunes son el dolor, el mal aliento, la inflamación de la encía alrededor del diente, manchas blancas o marrones en el diente y un agujero invisible en el diente.

Si realmente tienes una caries, debes saber que esta no desaparecerá sola y que si no la tratas adecuadamente, crecerá y causará todavía más caries.

El proceso que puede seguir una caries no tratada es el siguiente:

  1. Nace la caries y el esmalte se debilita ante la acumulación de placa en tu diente. En esta fase, estamos a tiempo de evitar tener una caries. Debemos aplicar tratamientos de flúor realizados por un dentista.
  2. La primera vez que aparece una caries, lo único que se ve afectado es el esmalte del diente, por lo que lo habitual es que no sintamos dolor o sensibilidad en ningún momento. Normalmente, estas primeras caries solo pueden ser detectadas por una revisión dental y no por los síntomas que pueda padecer el afectado.
  3. Si no detectamos la caries, entonces la caries pasará a una fase más grave. En esta, la caries se extenderá a la capa media del diente, la llamada dentina.
  4. SI continuamos sin tratarla, la caries seguirá internándose todavía más en el diente, hasta llegar a la pulpa y a los nervios. La pulpa es el tejido blando localizado en el interior del diente.
  5. Si la pulpa se infecta, puede llegar a causar la creación de un absceso, que es una acumulación de pus derivada de una infección bacteriana. Normalmente, suele ser doloroso y puede causar sensibilidad a la temperatura. Aquí, la solución ideal sería que tu dentista te aplicase una endodoncia, aunque, en los peores casos, la única solución puede ser ya extraer el diente.

Como ves, si las caries no se tratan a tiempo, seguirán creciendo hasta generar problemas mucho mayores. Es cuestión de tiempo que el daño aumento hasta el punto de socavar la estructura del diente y llegar al nervio. No debemos tomarnos esto a la ligera, pues de no ponerle solución terminaremos con infecciones e incluso la pérdida del diente.

Existen casos todavía más extremos. Puede llegar a pasar que si no detenemos la caries a tiempo, aunque en casos extremos, la infección puede extenderse al cerebro y ser mortal.

 

dulces, enemigos de los dientes
Los dulces son los grandes enemigos de los dientes y uno de los mayores generadores de caries

Cómo tratar una caries

Una vez has visto lo que te puede llegar a ocurrir si no tratas una caries, probablemente estés interesado en conocer cómo tratar una caries.

Lo cierto es que no hay un modo único, pues el tratamiento dependerá de la extensión del daño que la caries ha causado en el diente.

Si detectamos la caries en una fase temprana, la solución será sencilla y únicamente necesitaremos de realizar un empaste dental o una corona.

En cambio, si la cavidad ha llegado a una zona más interna del diente y ha afectado a la pulpa o a los nervios, el arreglo deberá pasar por un procedimiento de conducto radicular.

Esto se debe a que las caries se tratan retirando el área cariada y reemplazándola con una mezcla del color del diente, por lo que la profundida de la caries lo marcará todo.

Si la caries es muy extensa, podemos llegar a usar incrustaciones, recubrimientos y coronas de porcelana para restaurar el diente.

 

Cómo prevenir una caries

A partir de ahora, de seguro te tomarás más en serio la higiene dental. Es la parte más importante para prevenir y evitar las caries, junto a las limpiezas periódicas que debes realizar visitando a tu dentista.

Puede que de primeras estas rutinas parezcan una molestia, pero tratar una caries es una situación mucho peor. Y no sólo caries se forman a partir de una mala higiene bucal.

Algunos consejos que pueden ayudar a prevenir caries y mejorar tu higiene dental son:

  • Hilo dental. Utilizarlo al menos una vez al día es clave para limpiar nuestros dientes de esa comida que se queda atascada entre nuestros dientes.
  • Cepillado de dientes tres veces al día con una pasta de dientes con flúor. Lo ideal sería aplicar un cepillado tras cada comida copiosa o tras comer alimentos dulces o ácidos.
  • Utilizar enjuague bucal con flúor.
  • Si quieres evitar las caries, debes también intentar evitar alimentos ácidos y azucarados, como son los refrescos, los dulces, el alcohol o el café.
  • Dejar de fumar. Es las actividades más perjudiciales para los dientes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.