Salud Dental

La mayor parte de lo que ocurre dentro de nuestra boca no es visible a través del ojo humano. Por ello, necesitamos de tecnologías como los rayos X para identificar problemas que puedan causarnos daño a futuro, como puede ser la gingivitis o la periodontitis, y tratar así de minimizarlos e incluso impedirlos.

Dentro de la odontología, existen muchas técnicas que se sirven de los Rayos X para estudiar la salud dental de los pacientes y, entre ellas, destaca la radiografía periapical.

Pero… ¿conocemos qué son y para qué sirven las radiografías periapicales? ¿Cuánto cuestan? ¡Vamos a verlo!

Qué es una radiografía periapical

La radiografía periapical es una metodología mediante la cual se explora la zona intraoral y la imprime, formando parte así de las llamadas radiografías intraorales.

TIene por objetivo obtener imágenes completas de uno o dos dientes y estudiarlos en su totalidad. Su principal función es visualizar los ápices dentales, la puta de las raíces y sus alrededores, de forma que obtenemos una precisa valoración sobre el estado de cada pieza analizada.

Su nombre, precisamente, proviene de los apartados que radiografía: peri (alrededor) y apical (de ápice).

Una radiografía periapical es una técnica radiográfica que se realiza a partir de placas radiográficas más pequeñas.

 

Cómo se realiza una radiografía periapical

La forma de llevar a cabo una radiografía periapical es colocando las placas radiográficas dentro de la boca e impresionar esta mediante un aparato de rayos X.

Esto puede hacerse a través de dos técnicas diferentes:

  • Bisección. Es la más común, pues es más sencilla, pero se obtiene una mayor distorsión geométrica.
  • Paralelismo. Busca la menor distorsión geométrica posible. Para ello, busca incidir de forma vertical al objeto y la película, pasando por el centro de la estructura de interés.

Hoy en día, disponemos de dispositivos intraorales con sensores que nos permiten generar la imagen digital y mostrarla directamente a través de una pantalla.

Este avance ha hecho mucho más rápido y efizcaz todo el proceso radiológico, agilizando los plazos y proporcionando un inmejorable resultado.

Si el caso es de urgencia, se utilizan también los llamados posicionadores, unos dispositivos que logran que todos los tejidos se distingan a la perfección en la radiografía.

Además, no hay que olvidarse de la esencial colaboración del paciente para llevar a cabo esta práctica. Durante el procedimiento, la persona radiografiada debe mantener la musculatura bucal relajada, evitando que se mueva la placa y, por tanto, que la imagen salga borrosa.

  Retenedores dentales: qué son, tipos y funciones

No obstante, no siempre que detectamos un problema bucal es necesario aplicar una radiografía periapical, pues en muchas ocasiones es suficiente con otro tipo observaciones.

Hacer una radiografía periapical

Motivos para realizar una radiografía periapical

Existen varios motivos para realizar una radiografía, ya sea a modo de prevención o cuando de alguna forma intuimos que existen lesiones bucodentales no visibles al ojo humano.

En la mayoría de casos, lo habitual suele ser realizar una radiografía panorámica, la cual es suficinete para diagnosticar o detectar gran parte de las anomalías bucodentales.

No obstante, hay algunas situaciones para las que esta no alcanza y es necesario optar por una radiografía periapical. Estos casos son:

  • Observar afectaciones periodontales. Podremos llegar a detectar si existe pérdida ósea, bolsas periodontales y cálculo entre los dientes y bajo las encías.
  • Verificar el proceso del tratamiento endodóntico. Nos permite corroborar la correcta evolución del tratamiento asignado. Tanto antes como durante y después de su realización.
  • Detectar lesiones periapicales (alrededor del diente). De esta forma, podremos detectar diferentes irregularidades, como los quistes periapicales.
  • Diagnosticar caries dentalesAsí, concluiremos si se trata de una caries que afecta al esmalte (la parte más superficial y menos dañina), a la dentina o que ha llegado a la pulpa (nervio del diente). Además, también detectaremos las caries más tempranamente si utilizamos las radiografías periapicales a modo preventivo.

Qué se puede ver en una radiografía periapical

En las radiografías periapicales se visualizan de forma exhaustiva los ápices dentales, la punta de las raíces, la corona, el tejido óseo y el alrededor de los dientes, por lo que obtenemos una visión completa de este.

Por tanto, cualquier problema, disfunción o anomalía proveniente de estos apartados de la boca será detectado tras realizar nuestra radiografía periapical.

 

Ventajas y beneficios

Las radiografías periapicales son radiografías que nos permiten analizar de 2 a 3 dientes. Normalmente se apoyan de un posicionador que sujeta el paciente mordiendo o con alguno de sus dedos.

Es un tipo de radiografía muy detallada, que nos permite ver caries es su fase inicial, el estado del nervio, el ligamento de los dientes o el hueso alrededor de los implantes dentales.

Además, la dosis de esta radiografía es mínima y la duración oscila entre 0,2 y 1 segundo.

¿Cuánto cuesta una radiografía periapical?

El precio de la radiografía periapical puede variar en función de la clínica en la que se lleve a cabo, pero generalmente puede obtenerse a partir de unos 10 o 15€.

Radiografía periapical en Innovación Dental Valdepeñas

En Innovación Dental Valdepeñas contamos con los mejores profesionales en el campo de la odontología. Si tienes cualquier duda o necesidad, visítanos. ¡Te atenderemos encantados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button